Mata tus ganas en el carro como Dios manda - Blog Prepagos69
Tener sexo dentro de un carro es una de las experiencias más excitantes pero más complicada por el poco espacio, por la poca flexibilidad o por el lugar muy concurrido.
Sexo, carro
73
post-template-default,single,single-post,postid-73,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.5,fs-menu-animation-underline,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Mata tus ganas en el carro como Dios manda

Tener sexo dentro de un carro es una de las experiencias más excitantes pero más complicada por el poco espacio, por la poca flexibilidad o por el lugar muy concurrido.

Estas posiciones te ayudarán a tener una idea de cómo tener sexo en el carro de una manera más cómoda para que lo disfrutes más.

Clásica

Ella se acuesta en el asiento trasero y deja tus piernas al aire, flexionadas y él se acuesta sobre ella con las piernas dobladas en escuadra y penétrala. Puedes impulsarte jalándole con la manija del auto.

 

El mono

Esta postura no es apta para gente con poca agilidad. Aquí el hombre se tumba boca arriba y dobla las rodillas hacia su pecho. Ella se sienta de espaldas a él apoyando su espalda contra sus pies. Cuanto más peso apoye en las piernas del chico, más fácil será para su pareja. Es una postura rara y diferente pero intensa.

 

Perrito Viajero

En ella la mujer se coloca a cuatro patas con los brazos frente a su cabeza. El hombre se arrodilla tras ella y la agarra de las caderas para poder penetrarla con más comodidad. Un punto a favor de esta postura en el coche, es que al ser los asientos mullidos, las rodillas no van a sufrir. ¡Pruébala!

 

El copiloto protagonista

Recorre el asiento del copiloto hacia atrás y reclínalo lo más posible. Recuéstate sobre el asiento o el respaldo del mismo, lo más atrás que puedas, abre tus piernas y recarga tus pies en el tablero. Tu compañero deberá situarse en el espacio que dejan tus pies. Apoyándose en tus caderas, él deberá besar tus muslos mientras te practica sexo oral.

Flor de loto

Esta es una de las posturas más fáciles, placenteras y románticas del kamasutra. El hombre se queda sentado con las piernas cruzadas en el asiento y la mujer se sienta sobre él a horcajadas. Él dirige el movimiento con sus manos, besando los senos, los labios o el cuello de su pareja. ¡Orgasmo asegurado!

 

No Comments

Post a Comment