Los fetiches sexuales más raros - Blog Prepagos69
Considerando que cada cabeza es un mundo completamente distinto, es fácil de comprender que, a cada persona, en su intimidad, le excitan cosas distintas que a otra persona. De hecho, no hace falta ser un erudito en la web, para encontrar listados de los fetiches más comunes, donde podemos ver temas que quizás pensábamos solo pasan en las películas porno.
Sexual, Fetiches, Fetichismo, Sensual, Sexo, Raros
24
post-template-default,single,single-post,postid-24,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.5,fs-menu-animation-underline,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Los fetiches sexuales más raros

Según la RAE (Real Academia Española) podemos definir fetichismo como

…“Desviación sexual que consiste en fijar alguna parte del cuerpo humano o alguna prenda relacionada con él como objeto de la excitación y el deseo”…

Y es que, considerando que cada cabeza es un mundo completamente distinto, es fácil de comprender que, a cada persona, en su intimidad, le excitan cosas distintas que a otra persona. De hecho, no hace falta ser un erudito en la web, para encontrar listados de los fetiches más comunes, donde podemos ver temas que quizás pensábamos solo pasan en las películas porno.

Resulta que sentir atracción sexual hacia lo pies de tu pareja, los azotes (Dar como recibir), incluso tener una experiencia sexual utilizando alientos, responden a actitudes fetichistas, que lo que logra es satisfacer tu más puro instinto animal. ¿Pero qué pasa cuando ese estímulo viene relacionado con actitudes un poco más “extrañas”?

Si te sentías como un sucio pervertido por excitarte de más al ver a tu novia en ropa íntima, o si te “emocionas” al ir en el Transmilenio al ver un par de pies recién salidos de la pedicura, te invitamos a seguir leyendo, quizás sigas siendo un pervertido, pero veras que no estas tan mal como creías.

Existen más de 130 categorías distintas, pero, en el artículo de hoy, vamos a describir los 10 fetiches más extraños.

Mecanofilia

La mecanofilia es una parafilia en la que un individuo se excita por las máquinas (vehículos, bicicletas, motos, etc.) o gadgets. Pero lo que lo que les atrae no es mantener relaciones sexuales en el vehículo o fuera de él, sino que lo que les excita es la máquina en sí. Los juguetes o aparatos sexuales, como por ejemplo vibradores, no tienen nada que ver con la mecanofilia.

Parcialismo

Las personas que padecen parcialismo se excitan únicamente ante una parte específica del cuerpo. El más habitual es el podofilia, es decir excitarse con los pies. Pero también pueden ser las manos o los pies con tacones. Los casos extremos solamente sienten excitación al tener relaciones sexuales con esa parte del cuerpo.

Ursusagalamatofília

Este tipo de fetichismo de nombre Ursusagalamatofilia hace referencia a la excitación que algunos individuos sienten hacia las personas que proyectan cualidades y características de animales. Por ejemplo, una persona muy peluda por considéralo un osito. Sí, tal como suena.

 

Salirofilia

 

Los salirofílicos se excitan con lo sucio. Para ellos lo de bañarse y perfumarse antes de tener relaciones sexuales no es santo de su devoción, mientras que la mayoría de nosotros disfrutamos de la higiene. Este tipo de práctica suele ir acompañada de fantasías de dominación y sumisión, como el sadismo o el masoquismo.

 

Hibristofilia

La hibristofilia o excitación hacia los criminales suele dominar en mujeres. A éstas les gustan los matones y se sienten atraídas por criminales de todo tipo, incluso por aquellos que han cometido crímenes horribles. Es habitual que ocurra cuando el criminal es guapo y su caso ha tenido gran notoriedad mediática. Buena prueba de ello es la legión de admiradoras del asesino en serie Charles Manson. Esto no tiene nada que ver con las mujeres que se sienten atraídas por los “malotes”.

Formicofilia

Es la excitación sexual por tener insectos (hormigas, gusanos, etc.) en especial en los genitales, aunque también por todo el cuerpo. En algunos casos también les excita la posibilidad de picaduras, por ejemplo, de abejas.

Hematofilia

La hemofilia también se conoce como fetichismo vampírico, ya que implica la utilización de sangre durante el acto sexual. No solamente les excita el cuerpo lleno de sangre, sino que el fetiche también incluye beberla.

Cleptolagnia

La cleptolagnia es la excitación sexual derivada del robo. Suelen empezar robándole a la su pareja, y después amplían su campo de acción hacia otros, incluso extraños. Los objetos robados son de poca importancia, y suelen ser objetos pequeños, que se pueden esconder con facilidad, para más tarde utilizar para la excitación sexual. Este fetiche es común en asesinos en serie, e incluso algunos han amputado parte del cuerpo de sus víctimas para llevárselas como trofeo

Espectrofilia

Este tipo de fetichismo hace referencia a la excitación sexual derivada de los espejos que sienten algunos individuos. El fetichista disfruta tanto de masturbándose como de tener hasta orgías delante de los espejos. Suelen colocar espejos en cada rincón de la casa para tener sexo frente a ellos. Se han reportado casos de personas que han sido expulsadas de las “casas de los espejos” (una atracción típica de carnavales y ferias) por masturbarse dentro de ellas. Un fetiche posiblemente asociado al narcisismo.

 

Autonepiofilia

Este tipo de fetichismo la persona siente excitación sexual hacia los pañales. Tiene mucho que ver con el “role playing” de un adulto haciendo de bebé. Es distinto de la pedofilia. Los antropofílicos pueden masturbarse con un pañal puesto o disfrutar mirando a la otra persona con un pañal.

 

¿Te identificaste con alguno?

No Comments

Post a Comment